Cómo ayudar a una persona con pensamientos suicidas o que ha intentado suicidarse

El mes de septiembre es el mes dedicado a la prevención del suicidio.

 

El suicidio parece pasar demasiado desapercibido en nuestro día a día, pero cerca de 800000 personas pierden la vida al año por ello.

Las personas con trastornos mentales, especialmente trastornos del estado de ánimo y trastornos relacionados con abuso de alcohol o consumo de sustancias son los grupos más propensos a atentar contra su vida, aunque otros grupos como víctimas de abusos o personas en riesgo de exclusión social muestran mayor vulnerabilidad a tratar de acabar con su vida de una forma intencionada. 

La detección del intento puede salvar la vida a la persona, por eso, si sospechas que alguien de tu entorno puede estar planeando acabar con su vida, por favor, ayúdale.

¿Cómo puedes ayudar a una persona que tiene pensamientos suicidas o que ha intentado suicidarse?

  • Si acaba de ocurrir, llama a emergencias de inmediato, lo más urgente es salvar la vida. Puedes llamar al 112 y enviarán un equipo médico en unos minutos.
  • Muestrale que hay una solución. Ayudale a buscar opciones para poder salir de su situación, ayudale a buscar ayuda profesional, animale a acudir a terapia, refuerza cada paso que dé para solucionar la situación. 
  • Muéstrale tu apoyo. En muchas ocasiones las personas que tratan de suicidarse tienen sensación de soledad o abandono. Hacerle ver a la persona que puede contar contigo para hablar, que puedes aportarle un punto de vista diferente, o simplemente, que entiendes que está pasando por una situación difícil puede serle de gran utilidad para que, con ayuda profesional, esa distorsión vaya disminuyendo.
  • No juzgues. El juicio queda terminantemente prohibido, la persona ya se siente suficientemente mal para añadir un juicio sobre su espalda, que, además, no ayudará a solucionar su situación. 
  • Ayuda a evitar el consumo de alcohol o drogas. En estas circunstancias tomar cualquier sustancia puede alterar el pensamiento de la persona, haciéndolo más irracional, por lo que evitar el consumo va a ser muy útil.
 

Si eres tú mismo quien se está encontrando mal, estás teniendo pensamientos relacionados con la muerte o con acabar con tu vida, existen muchos centros y líneas telefónicas que podrán ayudarte de forma rápida. 

Es muy valiente aceptar que se necesita ayuda.

Puedes contar con ayuda estés donde estés, te dejo algunos contactos a los que acudir en caso de necesitarlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.